Páginas vistas en total

Escudo del Reino de Granada

Escudo del Reino de Granada
Escudo del Reino de Granada: Fuente: Wikipedia

GRANADA, LA DAMASCO DE OCCIDENTE

GRANADA, LA DAMASCO DE OCCIDENTE

FUNDACIÓN DEL REINO DE GRANADA. LA DIVISIÓN DEL CALIFATO EN REINOS DE TAIFAS

ANTECEDENTES DEL REINO DE GRANADA

Ya en la prehistoria existieron culturas, como la del Argar que ocuparon buena parte de A. Oriental o Región de Granada.

En el periodo ibérico aparece Bastetania, territorio cuyos límites coinciden aproximadamente con la actual Región de Granada. La capital más importante fue Basti, Baza, oppidum rodeado de poderosas murallas de cinco metros de espesor; en la parte más elevada se encontraba una acrópolis con los edificios más importantes. Durante el periodo romano Basti se engrandece con nuevos y lujosos edificios como la basílica, templos, baños, foro...

La actual Granada, la Eliberri ibera, llamada en el periodo romano Florentia Iliberritana o "Municipium Florentinum Iliberritanum" (Iliberri la florecida o la fructífera) vive periodos de esplendor llegando a celebrar un concilio de los más importantes del imperio, el Concilio de Elvira o Ilíberis, esta ciudad contaba con foro, basílicas y otros importantes edificios, así como un buen número de ricas villas rodeándola.

Durante el periodo visigodo, como dice Gallego Burín en la página 29 de su Guía de Granada, el rey Leovigildo, a finales del siglo VI, crea dos regiones en el sur de España: la Bética con Granada, Almería y Jaén y por otro lado la de Híspalis con Sevilla, Cáceres y Huelva. En nuestra región, la Bética, se construyeron importantes monumentos de los que sólo han llegado hasta nosotros algunos restos. La región Bética visigoda coincidía en buena medida con los el sureste de España, Jaén, Granada, Almería y Málaga, es decir la Región de Granada aproximadamente.

GRANADA DURANTE EL CALIFATO DE CÓRDOBA

Tras la invasión y conquista musulmana, la capital no estuvo asentada en "Florentia Iliberritana", sino en la vecina Medina Elvira "que llegó a ser durante tres siglos la capital y metrópoli de la zona suroriental de al-Andalus" como afirma el doctor Enrique Pareja López académico de la Real de bellas Artes de Sevilla; esto se puede interpretar como un claro antecedente del Reino y Región de Granada. Por su parte Ibn al-Jatib decía que "en ella florecieron muchos alfaquíes y sabios, convirtiéndose en un centro de cultura y cabeza de una rica región agrícola"

LA FUNDACIÓN DEL REINO DE GRANADA

El Califato de Córdoba se descompone (S. XI) en pequeños reinos llamados los Primeros Taifas entre los que se encontraba el Reino Zirí de Granada que trasladó la capital desde Medina Elvira hasta la antigua Eliberri. Tras un periodo de esplendor y resurgimiento de lo hispano, llegó una invasión desde el norte de África, los almorávides , tan celosos de su religión que destruyeron iglesias y otros edificios. En este periodo, según varios historiadores, Granada actuó de capital efectiva de la España musulmana.

Seguidamente se produce otra división en los Segundos Taifas (1144-1170), en los que vuelve a resurgir lo hispano y una mayor libertad, pero terminarán con la invasión de los almohades, imperio norte-africano, aún más integrista que terminó con todas las costumbres que pudiesen suponer un alejamiento del islam más estricto.

Este segundo imperio magrebí acabó tras la derrota de las Navas de Tolosa en 1212 surgiendo los terceros taifas, periodo muy breve que termina con la constitución del Reino Nazarí de Granada en 1238. Posteriormente se inició otra invasión norteafricana, la de los Benimerines, que fueron derrotados por una coalición luso-española.

EL REINO DE GRANADA CRISTIANO

Los Reyes Católicos terminan la Reconquista de España el 2 de enero de 1492 con la Toma de Granada, aunque el Reino de Granada no desaparece, continuará existiendo siglos hasta transformarse en la Región de Granada o Región de Andalucía Oriental.

sábado, 30 de enero de 2016

CASA DE ZAFRA

Es una de las casas musulmanas y moriscas conservadas en la capital del Reino de Granada, en este caso gracias a las monjas de Zafra que han respetado incluso sus textos decorativos de las paredes. Fue un palacio de una familia poderosa, aunque no se ha sabido con certeza el nombre de sus propietarios. Sigue las líneas de las casas romanas, un patio rodeado de dependencias familiares y una fuente o estanque en el centro.

Las casas no tenían ventanas al exterior y la entrada era en recodo. Hoy presentan alguna ventana abierta con posterioridad.

Puerta primitiva que comunica con un zaguán en recodo que impide la vista del patio.

Puerta mandada abrir con posterioridad para evitar las frecuentes conspiraciones. Ya de tipo morisco.

Restos de decoración de la portada morisca.


Si entramos por la primitiva entrada, tras atravesar un zaguán en recodo, llegaremos a un ángulo del patio como era lo habitual, de esta forma, con la visión diagonal parece más grande.

Acceso al patio por el ángulo.

 Pabellón orientado al sur, el más cálido en invierno y fresco en verano, normalmente habitación para el hombre.

Pabellón orientado al sur.

Columna granadina o nazarí del pabellón orientado al sur.
Las albanegas se decoran con rosetas de yeso.

Arco gallonado del extremo del cenador que alberga una tinaja para almacenar agua, y otro festoneado que comunica con el patio.

Acceso a la sala principal con arco festoneado
y albanegas decoradas con ataurique. Esta sala tenía distintos usos según la hora, comedor, dormitorio, sala de recepciones...

Alfarje de la sala principal de la primera planta destinada al uso en verano por ser más fresca, la superior para el invierno.


 Pabellón orientado al norte, más frío en invierno y más caluroso en verano. Esta zona ya había sufrido importantes modificaciones en la época islámica. Por ejemplo las columnas originales, parecidas a las del cenador frontero fueron sustituidas por otras más antiguas con capiteles almohades. Los arcos en un principio fueron de medio punto.

Pabellón orientado al norte.


Capitel de líneas mas simples, almohade al parecer.

Los arcos de este cenador tienen las albanegas decoradas con pinturas que representan ataurique.

Las pinturas no fueron destruidas por las monjas, signo de respeto hacia la cultura islámica, por ello han llegado hasta nosotros aunque deterioradas por los siglos y los elementos.

Bella caligrafía granadina, a veces alusiva a la religión musulmana,
que no fue destruida por las respetuosas monjas.

Pinturas murales.

No hay comentarios:

Publicar un comentario