Páginas vistas en total

Escudo del Reino de Granada

Escudo del Reino de Granada
Escudo del Reino de Granada: Fuente: Wikipedia

GRANADA, LA DAMASCO DE OCCIDENTE

GRANADA, LA DAMASCO DE OCCIDENTE

FUNDACIÓN DEL REINO DE GRANADA. LA DIVISIÓN DEL CALIFATO EN REINOS DE TAIFAS

ANTECEDENTES DEL REINO DE GRANADA

Ya en la prehistoria existieron culturas, como la del Argar que ocuparon buena parte de A. Oriental o Región de Granada.

En el periodo ibérico aparece Bastetania, territorio cuyos límites coinciden aproximadamente con la actual Región de Granada. La capital más importante fue Basti, Baza, oppidum rodeado de poderosas murallas de cinco metros de espesor; en la parte más elevada se encontraba una acrópolis con los edificios más importantes. Durante el periodo romano Basti se engrandece con nuevos y lujosos edificios como la basílica, templos, baños, foro...

La actual Granada, la Eliberri ibera, llamada en el periodo romano Florentia Iliberritana o "Municipium Florentinum Iliberritanum" (Iliberri la florecida o la fructífera) vive periodos de esplendor llegando a celebrar un concilio de los más importantes del imperio, el Concilio de Elvira o Ilíberis, esta ciudad contaba con foro, basílicas y otros importantes edificios, así como un buen número de ricas villas rodeándola.

Durante el periodo visigodo, como dice Gallego Burín en la página 29 de su Guía de Granada, el rey Leovigildo, a finales del siglo VI, crea dos regiones en el sur de España: la Bética con Granada, Almería y Jaén y por otro lado la de Híspalis con Sevilla, Cáceres y Huelva. En nuestra región, la Bética, se construyeron importantes monumentos de los que sólo han llegado hasta nosotros algunos restos. La región Bética visigoda coincidía en buena medida con los el sureste de España, Jaén, Granada, Almería y Málaga, es decir la Región de Granada aproximadamente.

GRANADA DURANTE EL CALIFATO DE CÓRDOBA

Tras la invasión y conquista musulmana, la capital no estuvo asentada en "Florentia Iliberritana", sino en la vecina Medina Elvira "que llegó a ser durante tres siglos la capital y metrópoli de la zona suroriental de al-Andalus" como afirma el doctor Enrique Pareja López académico de la Real de bellas Artes de Sevilla; esto se puede interpretar como un claro antecedente del Reino y Región de Granada. Por su parte Ibn al-Jatib decía que "en ella florecieron muchos alfaquíes y sabios, convirtiéndose en un centro de cultura y cabeza de una rica región agrícola"

LA FUNDACIÓN DEL REINO DE GRANADA

El Califato de Córdoba se descompone (S. XI) en pequeños reinos llamados los Primeros Taifas entre los que se encontraba el Reino Zirí de Granada que trasladó la capital desde Medina Elvira hasta la antigua Eliberri. Tras un periodo de esplendor y resurgimiento de lo hispano, llegó una invasión desde el norte de África, los almorávides , tan celosos de su religión que destruyeron iglesias y otros edificios. En este periodo, según varios historiadores, Granada actuó de capital efectiva de la España musulmana.

Seguidamente se produce otra división en los Segundos Taifas (1144-1170), en los que vuelve a resurgir lo hispano y una mayor libertad, pero terminarán con la invasión de los almohades, imperio norte-africano, aún más integrista que terminó con todas las costumbres que pudiesen suponer un alejamiento del islam más estricto.

Este segundo imperio magrebí acabó tras la derrota de las Navas de Tolosa en 1212 surgiendo los terceros taifas, periodo muy breve que termina con la constitución del Reino Nazarí de Granada en 1238. Posteriormente se inició otra invasión norteafricana, la de los Benimerines, que fueron derrotados por una coalición luso-española.

EL REINO DE GRANADA CRISTIANO

Los Reyes Católicos terminan la Reconquista de España el 2 de enero de 1492 con la Toma de Granada, aunque el Reino de Granada no desaparece, continuará existiendo siglos hasta transformarse en la Región de Granada o Región de Andalucía Oriental.

martes, 26 de julio de 2016

FORTALEZA DE ZALÍA

El castillo de Zalia o Zalía se encuentra situado por encima del embalse de la Viñuela, frente al casco urbano de Alcaucín, en la cumbre de un cerro con unas impresionantes vistas sobre el territorio para poder proteger el histórico Camino Real Nazarita, que unía Granada con Málaga a través del paso del Boquete de Zafarraya. 


La fortaleza podría haber sido levantada por los fenicios, transformada por otros pueblos posteriores y rehecha por los árabes tras la invasión. Llegó a alcanzar cierta importancia durante el Reino de Granada musulmán, sus habitantes vivían de la ganadería y el cultivo de cereales. Tras la Reconquista por los Reyes Católicos en 1485 sirvió como prisión de los levantiscos moriscos. La recuperación española se logró gracias a la colaboración un hispanomusulmán de ascendencia cristiana afincado en Zalia. Después el lugar fue abandonado y hoy se encuentra en grave estado de abandono y casi ruina total.

Descripción
La fortaleza tiene planta alargada de norte a sur, con varios miles de metros de superficie y doble anillo de murallas. Su entrada principal estuvo orientada al norte.
El recinto exterior es de mampostería con algunos ángulos de las torres reforzados con grandes e irregulares sillares de piedra. En la muralla se alternan macizas torres cuadradas con otras semicirculares. La parte superior de murallas y torres se remata con parapetos para merlones de fuerte argamasa. Todos los paramentos estuvieron revestidos de un enlucido del que quedan restos en numerosos lugares.
El recinto interior, situado en la parte superior, se levantó con materiales similares, siendo dotado de una poderosa puerta entre dos grandes torres rematadas en tapial calicostrado. Su interior alberga un aljibe para almacenar agua en tiempos de asedio.
Los restos cerámicos hallados pertenecen al periodo comprendido entre los siglos X y XV, es decir, en su mayor parte al Reino de Granada en sus periodos zirí y nazarí.

Los muros y torres se levantaron con mampostería ordenada a partir de líneas de lajas y ladrillos.

Hueco de gran mechinal, usado para levantar andamios durante la construcción.
Al finalizar la obra se sacaban los mechinales y se tapaban los agujeros.

Hueco de mechinal y salida de agua

Restos del revestimiento original de mortero de cal y arena.

Muralla sur


Parapeto que sostenía los merlones,
con salidas para el agua de lluvia.

Torre del recinto interior.

Parte de la cerca, levantada sólo con tapial de argamasa,
se ha deslizado monte abajo al estar formado por inestables arcillas expansivas.

 Puerta del recinto interior, con fortificaciones externas en las que se ven agujeros de mechinales más delgados y por tanto posteriores a los de la muralla exterior.

Interior de la puerta del recinto superior.

Torre de la misma puerta
reforzada en sus ángulos por grandes sillares.

Interior del recinto superior.

En primer término un aljibe.

Aljibe

A lo lejos el boquete de Zafarraya,
 que une Granada capital con la costa de la región en su parte malagueña.


El antiguamente conocido como mar de Granada.
Según la  leyenda, el castillo recibe el nombre de Zalia porque al parecer esta reina mora bajaba diariamente al río para bañarse, aunque durante las noches de luna llena, lo hacía en un estanque situado en la parte más alta de la fortaleza. Una noche, un joven se acercó y contempló el baño de aquella mujer, pero fue sorprendido por un guardia y conducido a La Cerca (prisión dependiente de la fortaleza usada en tiempos musulmanes), donde vivió el resto de su vida en cruel cautividad.

No hay comentarios:

Publicar un comentario