Páginas vistas en total

Escudo del Reino de Granada

Escudo del Reino de Granada
Escudo del Reino de Granada: Fuente: Wikipedia

GRANADA, LA DAMASCO DE OCCIDENTE

GRANADA, LA DAMASCO DE OCCIDENTE

FUNDACIÓN DEL REINO DE GRANADA. LA DIVISIÓN DEL CALIFATO EN REINOS DE TAIFAS

ANTECEDENTES DEL REINO DE GRANADA

Ya en la prehistoria existieron culturas, como la del Argar que ocuparon buena parte de A. Oriental o Región de Granada.

En el periodo ibérico aparece Bastetania, territorio cuyos límites coinciden aproximadamente con la actual Región de Granada. La capital más importante fue Basti, Baza, oppidum rodeado de poderosas murallas de cinco metros de espesor; en la parte más elevada se encontraba una acrópolis con los edificios más importantes. Durante el periodo romano Basti se engrandece con nuevos y lujosos edificios como la basílica, templos, baños, foro...

La actual Granada, la Eliberri ibera, llamada en el periodo romano Florentia Iliberritana o "Municipium Florentinum Iliberritanum" (Iliberri la florecida o la fructífera) vive periodos de esplendor llegando a celebrar un concilio de los más importantes del imperio, el Concilio de Elvira o Ilíberis, esta ciudad contaba con foro, basílicas y otros importantes edificios, así como un buen número de ricas villas rodeándola.

Durante el periodo visigodo, como dice Gallego Burín en la página 29 de su Guía de Granada, el rey Leovigildo, a finales del siglo VI, crea dos regiones en el sur de España: la Bética con Granada, Almería y Jaén y por otro lado la de Híspalis con Sevilla, Cáceres y Huelva. En nuestra región, la Bética, se construyeron importantes monumentos de los que sólo han llegado hasta nosotros algunos restos. La región Bética visigoda coincidía en buena medida con los el sureste de España, Jaén, Granada, Almería y Málaga, es decir la Región de Granada aproximadamente.

GRANADA DURANTE EL CALIFATO DE CÓRDOBA

Tras la invasión y conquista musulmana, la capital no estuvo asentada en "Florentia Iliberritana", sino en la vecina Medina Elvira "que llegó a ser durante tres siglos la capital y metrópoli de la zona suroriental de al-Andalus" como afirma el doctor Enrique Pareja López académico de la Real de bellas Artes de Sevilla; esto se puede interpretar como un claro antecedente del Reino y Región de Granada. Por su parte Ibn al-Jatib decía que "en ella florecieron muchos alfaquíes y sabios, convirtiéndose en un centro de cultura y cabeza de una rica región agrícola"

LA FUNDACIÓN DEL REINO DE GRANADA

El Califato de Córdoba se descompone (S. XI) en pequeños reinos llamados los Primeros Taifas entre los que se encontraba el Reino Zirí de Granada que trasladó la capital desde Medina Elvira hasta la antigua Eliberri. Tras un periodo de esplendor y resurgimiento de lo hispano, llegó una invasión desde el norte de África, los almorávides , tan celosos de su religión que destruyeron iglesias y otros edificios. En este periodo, según varios historiadores, Granada actuó de capital efectiva de la España musulmana.

Seguidamente se produce otra división en los Segundos Taifas (1144-1170), en los que vuelve a resurgir lo hispano y una mayor libertad, pero terminarán con la invasión de los almohades, imperio norte-africano, aún más integrista que terminó con todas las costumbres que pudiesen suponer un alejamiento del islam más estricto.

Este segundo imperio magrebí acabó tras la derrota de las Navas de Tolosa en 1212 surgiendo los terceros taifas, periodo muy breve que termina con la constitución del Reino Nazarí de Granada en 1238. Posteriormente se inició otra invasión norteafricana, la de los Benimerines, que fueron derrotados por una coalición luso-española.

EL REINO DE GRANADA CRISTIANO

Los Reyes Católicos terminan la Reconquista de España el 2 de enero de 1492 con la Toma de Granada, aunque el Reino de Granada no desaparece, continuará existiendo siglos hasta transformarse en la Región de Granada o Región de Andalucía Oriental.

miércoles, 8 de agosto de 2012

PUERTAS DE LA ALHAMBRA: PUERTA DE LA JUSTICIA

Construida por Yusuf I en 1348 en el interior de un poderoso torreón de la muralla sur de la ciudad palatina de la Alhambra, aunque la puerta esta orientada hacia el este. Posee numerosos sistemas defensivos que iré explicando en cada una del imágenes que pondré seguidamente.  

La puerta se encuentra protegida  por la muralla a su izquierda y un baluarte cristiano a la derecha. Consta de dos arcos de herradura, como era habitual en las puertas de las ciudades y en las mezquitas.

La puerta tiene dos arcos, uno gigantesco exterior de carácter defensivo, y otro más pequeño que es el que acoge la puerta. El arco de la puerta está decorado con dovelas en resalte cuyo centro de despiece no coincide con el de curvatura, igual que tampoco coinciden el centro del trasdós con el del intradós.

Entre los dos arcos existe un hueco defensivo que hace el oficio de los matacanes . Desde él se arrojaban piedras, agua hirviendo, excrementos y todo aquello que pudiese hacer daño a los atacantes, pero no aceite por ser muy caro y además ser inflamable y poder servir para quemar la puerta.

Vista del arco mayor desde la muralla inmediata, desde donde también se arrojaban objetos que pudiesen defender la puerta.


Virgen Gótica de 1500, el original se encuentra en el museo de la Alhambra.

Arranque del arco de la puerta con una columna nazarita que sostiene un arco con dovelas en resalte bajo el que se guarnece la puerta recubierta de metal y cerrada por un poderoso cerrojo nazarita original.
 Detalle del capitel nazarí, de forma cúbica, decorado con ataurique (las hojas entrelazadas) y una gran nacela en su ábaco, en este caso con decoración epigráfica (escritura). El capitel sostiene directamente la imposta del arco.


Tras el arco de la puerta existe otro tercero también de carácter defensivo. Alguna persona afirma que servía para encajar tableros que reforzaran la puerta exterior.


Y a en el interior nos encontramos con un amplio paso con recodos defensivos y bancos para guardianes guarnecidos dentro de arcos ciegos encajados en los muros.


Bóveda esquifada del primer tramo del pasadizo de la puerta

En el otro extremo encontramos los dos primeros recodos defensivos para desorientar a los atacantes. El ángulo se cubre con bóveda vaída.

El último tramo se cubre con bóveda de crucería, también de ladrillo.

En algunos ángulos aparecen adornos en forma de arco.

Lápida, posiblemente traída de la cercana puerta real de la Alhambra, en ella se habla del día de la toma de Granada.

Puerta interior que se cierra desde fuera para detener a los posibles asaltantes en el interior de la torre.
 Las dovelas del arco son ladrillos cuyo centro de despiece no coincide con el centro de curvatura. El arco es de herradura como suele ser habitual en las puertas de murallas, mezquitas y algún otro tipo de construcciones, pero no en el interior de casas y palacios como se verá en otras entradas.


Por último si se lograba traspasar esta última puerta de la torre, continuaban los mecanismos de defensa, aún más efectivos, pues se entraba en un paso entre dos altas murallas desde las que se asediaba a los asaltantes con una lluvia de flechas y otros elementos de guerra, con otro recodo que impedía saber qué había más allá.
 Y más allá se hallaba cerrada otra puerta hoy desparecida por estar en ruina ya en el siglo XVI, la Puerta Real de la Alhambra.
Detalle de la muralla construida con lápidas sepulcrales musulmanas.
Por último, si se lograba atravesar la Puerta Real, aún no terminaban las tribulaciones de los asaltantes, pues se entraba en una plaza defensiva también rodeada de murallas y puertas, alguna de ellas falsa para evitar el asalto de la ciudad palatina o la Alcazaba... Pero de esto hablaré en otra entrada.


Las poderosas murallas de la alcazaba que nos encontramos en esta plaza, hoy menos espectaculares al haber sido rellenada la plaza con la construcción de un antiguo aljibe.

No hay comentarios:

Publicar un comentario