Páginas vistas en total

Escudo del Reino de Granada

Escudo del Reino de Granada
Escudo del Reino de Granada: Fuente: Wikipedia

GRANADA, LA DAMASCO DE OCCIDENTE

GRANADA, LA DAMASCO DE OCCIDENTE

FUNDACIÓN DEL REINO DE GRANADA. LA DIVISIÓN DEL CALIFATO EN REINOS DE TAIFAS

ANTECEDENTES DEL REINO DE GRANADA

Ya en la prehistoria existieron culturas, como la del Argar que ocuparon buena parte de A. Oriental o Región de Granada.

En el periodo ibérico aparece Bastetania, territorio cuyos límites coinciden aproximadamente con la actual Región de Granada. La capital más importante fue Basti, Baza, oppidum rodeado de poderosas murallas de cinco metros de espesor; en la parte más elevada se encontraba una acrópolis con los edificios más importantes. Durante el periodo romano Basti se engrandece con nuevos y lujosos edificios como la basílica, templos, baños, foro...

La actual Granada, la Eliberri ibera, llamada en el periodo romano Florentia Iliberritana o "Municipium Florentinum Iliberritanum" (Iliberri la florecida o la fructífera) vive periodos de esplendor llegando a celebrar un concilio de los más importantes del imperio, el Concilio de Elvira o Ilíberis, esta ciudad contaba con foro, basílicas y otros importantes edificios, así como un buen número de ricas villas rodeándola.

Durante el periodo visigodo, como dice Gallego Burín en la página 29 de su Guía de Granada, el rey Leovigildo, a finales del siglo VI, crea dos regiones en el sur de España: la Bética con Granada, Almería y Jaén y por otro lado la de Híspalis con Sevilla, Cáceres y Huelva. En nuestra región, la Bética, se construyeron importantes monumentos de los que sólo han llegado hasta nosotros algunos restos. La región Bética visigoda coincidía en buena medida con los el sureste de España, Jaén, Granada, Almería y Málaga, es decir la Región de Granada aproximadamente.

GRANADA DURANTE EL CALIFATO DE CÓRDOBA

Tras la invasión y conquista musulmana, la capital no estuvo asentada en "Florentia Iliberritana", sino en la vecina Medina Elvira "que llegó a ser durante tres siglos la capital y metrópoli de la zona suroriental de al-Andalus" como afirma el doctor Enrique Pareja López académico de la Real de bellas Artes de Sevilla; esto se puede interpretar como un claro antecedente del Reino y Región de Granada. Por su parte Ibn al-Jatib decía que "en ella florecieron muchos alfaquíes y sabios, convirtiéndose en un centro de cultura y cabeza de una rica región agrícola"

LA FUNDACIÓN DEL REINO DE GRANADA

El Califato de Córdoba se descompone (S. XI) en pequeños reinos llamados los Primeros Taifas entre los que se encontraba el Reino Zirí de Granada que trasladó la capital desde Medina Elvira hasta la antigua Eliberri. Tras un periodo de esplendor y resurgimiento de lo hispano, llegó una invasión desde el norte de África, los almorávides , tan celosos de su religión que destruyeron iglesias y otros edificios. En este periodo, según varios historiadores, Granada actuó de capital efectiva de la España musulmana.

Seguidamente se produce otra división en los Segundos Taifas (1144-1170), en los que vuelve a resurgir lo hispano y una mayor libertad, pero terminarán con la invasión de los almohades, imperio norte-africano, aún más integrista que terminó con todas las costumbres que pudiesen suponer un alejamiento del islam más estricto.

Este segundo imperio magrebí acabó tras la derrota de las Navas de Tolosa en 1212 surgiendo los terceros taifas, periodo muy breve que termina con la constitución del Reino Nazarí de Granada en 1238. Posteriormente se inició otra invasión norteafricana, la de los Benimerines, que fueron derrotados por una coalición luso-española.

EL REINO DE GRANADA CRISTIANO

Los Reyes Católicos terminan la Reconquista de España el 2 de enero de 1492 con la Toma de Granada, aunque el Reino de Granada no desaparece, continuará existiendo siglos hasta transformarse en la Región de Granada o Región de Andalucía Oriental.

domingo, 13 de mayo de 2012

EL MARISTÁN DE GRANADA

Se trata de un antiguo hospital musulmán para enfermos pobres y para locos, mandado construir por Mohamed V en 1365 es el único conocido de este tipo en la España musulmana. La medicina granadina estaba muy bien considerada en los países limítrofes en el periodo de esplendor del reino nazarí de Granada, aunque posteriormente entró en decadencia como los demás aspectos de la ciencia y las artes, periodo que termina con la reconquista por parte de los Reyes Católicos, los cuales lo sustituyeron, siguiendo su plan de modernización de España, por uno mucho más moderno y dotado de los más avanzados recursos de su tiempo, el  Hospital Real de Granada, al que siguieron otros muchos como el de Peregrinos, el de San Juan de Dios, el del Corpus Cristi... estos en Granada capital, pero muchos más por el resto de la región y por los distintos reinos de España.

El conjunto estaba centrado por un patio con alberca, presentando este un aspecto muy parecido a la alhóndiga granadina conocida hoy como Corral del Carbón, con la diferencia de que el patio del Corral del Carbón es cuadrado y tiene tres plantas mientras que el del Maristán era rectangular y poseía dos solamente. La alberca del patio estaba animada por dos enormes leones a modo de surtidores que, tras pasar unos años en el Partal de La Alhambra, han sido trasladados al museo de esta. El patio estaba rodeado de cenadores adintelados sostenidos por pilares de ladrillo coronados por sencillas zapatas parecidas a las del Corral del Carbón. Todo el patio estaba rodeado de pequeñas habitaciones de 6 metros cuadrados aproximadamente que servían para acoger a los enfermos.

El exterior era muy simple, teniendo decoración sólo la portada. Los muros probablemente no tenía ventanas al exterior, como era habitual en los edificios musulmanes..

Los materiales empleados en su construcción fueron ladrillo y tapial para los pilares y los muros, mientras que para zapatas, aleros de tejado, alfarjes y armaduras se usó la madera trabajada de forma elegante pero muy sobria. 

Los muros solían decorarse con imitaciones de ladrillos en pintura o estuco, nunca dejaban los auténticos vistos, debido a que buscaban una terminación muy homogénea y bella, cosa imposible por las diferencias existentes entre los ladrillos reales, en los que , por mucho esmero que se ponga, nunca salen dos iguales con sus métodos artesanales.

En la actualidad se encuentra en muy necesitado de restauración como también afirma la Real Academia de Medicina y Cirujía de Andalucía Oriental en un interesante artículo sobre este médico publicado en Ideal. Así puede verse en las fotos debido a los muchos años de olvido y una evidente falta de cuidados, como ocurre con demasiada frecuencia en monumentos del Reino de Granada .

Estado de los restos del Maristán, la parte que se encuentra en pie necesita una urgente restauración, y los restos arqueológicos del suelo bajo infinidad de malas hierbas que los van deteriorando inexorablemente.

Vista ampliada de los restos de una de la crujías en estado ruinoso. Véanse los muros elaborados con tapial, material muy pobre formado principalmente por tierra apisonada  que se desgrana si no se le presta la debida atención. Los cenadores no presentan arcos de herradura como erróneamente muestran algunos dibujos antiguos, modernas investigaciones también confirman que los pórticos o cenadores eran adintelados, parecidos a los del Corral del Carbón.

Uno de los muros del Maristán, de los que aún se conservan en pie, con los restos de un dintel adovelado que remata un vano hoy cegado.

Uno de los leones que un día estuvieron situados en la alberca del patio.

No hay comentarios:

Publicar un comentario